Servicios

Los jardines

El jardín tiene la función principal de acoger.

Arborea diseña jardines acogedores tanto para los más pequeños, como para los más ancianos. Jardines acogedores a través de la vista, el olfato y el tacto. A través de paseos y suaves actividades saludables. Jardines para el encuentro y el aislamiento. Jardines para la lectura, la meditación y el deleite contemplativo.

Arborea diseña jardines con personalidad por sí mismos, reconocibles respecto de su entorno, singulares, relacionados con su entorno en las aptitudes compatibles, y aislados de él en cuanto a sus características negativas.

Los jardines no son entes inertes; bien se degradan, bien evolucionan. Cuando no es el jardín el que lo hace, lo hace su entorno, o bien los usuarios del mismo, o los usos sobre él demandados. Así pues, el jardín no solo es susceptible de mantenimiento y mejora constantes, sino que además, lo es en tanto en cuanto su entorno y sus usuarios cambian.

Arborea concibe los jardines como elementos dinámicos, al servicio de la sociedad, y por lo tanto está abierta a esta relación permanentemente, analizando la calidad y eficacia del servicio prestado en cada momento.