Servicios

La buena sombra

El cambio climático, las islas de calor urbanas, la crisis económica, los cambios de usos y costumbres relacionados con el ocio y la cultura, el cambio en el modelo de movilidad…, vivimos un fin de era, una época de crisis repleta de cambios a todos los niveles. 

Frente a todos ellos, como aliado del hombre y su humanidad, el cultivo del árbol y los paisajes que éstos procuran nos ofrecen su fiel y eficaz compañía.

Esta amistad desinteresada y gratuita es sencillamente constatable en un descenso de la temperatura, un incremento de la brisa fresca. Un bienestar sobrevenido, inesperado, que además trae consigo arrullos y trinos, aire puro, y una humedad ligeramente refrescante. Quien da más por menos.

La sombra en nuestras calles y plazas se encuentra en peligro de extinción, aún como sabemos que es una especie muy beneficiosa para la nuestra, gratuita, y tremendamente fiel frente al calentamiento del ambiente y la simplificación del espacio público.

Arborea trabaja en esta cruzada a favor de la recuperación de este bien imprescindible en los climas mediterráneos, urbanos y rurales, de arraigada tradición y ligazón profunda, que se pierde junto a las tradiciones y ceremonias vinculadas a ella y a los árboles que las creaban.

Es muy sencillo comprobar la rentabilidad social, económica, cultural y ecológica de la sombra. Arborea diseña, proyecta y dirige espacios duraderos, viables y repletos de este tipo de fidelidad a la felicidad compartida.